Tips para evitar las trampas emocionales que te llevan a comer de más

November 16, 2016

Yo también he estado ahí, empiezas con un pedacito y después de comiste todo el pastel. Seguramente te ha pasado que te sientes fuera de control y empiezas a comer en exceso sin tener hambre, muchas veces por algo emocional. A TODOS nos pasa, y es algo que podemos evitar tomando una serie de herramientas que nos pueden ayudar a no caer en la trampa emocional.

 

El bienestar va mucho más allá de solo comer espinaca y brócoli, tus emociones juegan una parte esencial a la hora de mantener un balance en todo tu entorno. Si no estás estable emocionalmente, es muy difícil mantener un control a la hora de comer, esto lo conocemos como comida primaria y comida secundaria. Tu comida primaria es todo eso que va más allá de solamente tu plato, tu espiritualidad, trabajo, actividad física, relaciones, y tus pasiones, mientras que la comida secundaria es la comida en sí. 

 

 

 

 

MIENTRAS TU COMIDA PRIMARIA ESTÉ BALANCEADA Y SEA SATISFACTORIA, ES TU VIDA LA QUE TE LLENA Y TE NUTRE, HACIENDO QUE LOS ALIMENTOS SE CONVIERTAN EN ALGO SECUNDARIO (SIN DEJAR DE SER IMPORTANTE).

 

Entonces, ¿cómo podemos manejar nuestras emociones para que no saboteen nuestros avances a la hora de comer?

 

MEAL PLANNING O PLANEAR TUS COMIDAS CON ANTICIPACIÓN

 

A mi en lo personal, es una de las herramientas que más me funciona. ¿Por qué? Para empezar, te ahorras mucha de la energía que gastas pensando en qué comer, te ahorras tiempo y esfuerzo y sobre todo vas a estar preparado para esos ataques repentinos de "hambre". La clave siempre es estar preparado.

 

IDENTIFICA QUÉ ES LO QUE TE HACE SENTIR ASÍ Y OCÚPATE

 

¿Estás enojado, triste, te sientes solo, estás en esos días? Identifica todos los factores que pueden estar desencadenando estos comportamientos y haz algo que te pueda distraer de eso y algo con lo que lo puedas reemplazar. Ejercicio, leer, salir con amigos, platicar con alguien pueden ser herramientas muy importantes, el aburrimiento es de las peores cosas que nos pueden llevar a comer más. 

 

¿ES POSIBLE QUE TENGAS HAMBRE?

 

Calcula tus tiempos, identifica cuándo y a qué hora fue la última vez que comiste y si en realidad es posible que tengas hambre o no. Muchas veces media hora después de comer nos sentimos con hambre otra vez, cuando es prácticamente imposible que media hora después tu cuerpo te esté pidiendo alimento otra vez. Si es así, es muy probable que sea otra cosa la que te está causando el antojo, y recuerda que la mayoría de los antojos son emocionales.

 

HIDRÁTATE

 

Muuuchas veces no es hambre, es sed, pero la realidad es que primero pensamos en la comida y después en el agua. Siempre carga contigo tu termo de vidrio con agua, y no dejes pasar mucho tiempo sin tomarla, en indicador de la sed llega ya cuando el cuerpo empieza a deshidratarse, no dejes que la sed llegue, mantente siempre hidratado.

 

MEDITA Y PRACTICA EL MINDFULNESS

 

De las mejores herramientas para evitar muchos de los arranques emocionales, es meditar. Los efectos que meditar produce en tu cerebro es muy poderosa, te va a llevar a estar en un estado de paz y a concentrarte en el presente solamente, esto mejor conocido como mindfulness. Te recomiendo que leas mucho sobre el mindfulness, es una herramienta poderosísima para combatir muchos de los pensamientos que frustran nuestras vidas. Vive en el presente.

 

 

Espero que estos tips te ayuden y que los pongas en práctica, no hay cosa mejor que estar en control de tus emociones, y eso depende 100% de ti.

 

Anabel

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload