¡Deja de tenerle miedo a las grasas!

May 31, 2016

 

Por años todos le hemos huído a la palabra "grasa". Nos hemos rodeado de productos "light", y hemos ido eliminando cualquier tipo de grasa de nuestra alimentación, haciendo nuestras dietas "low-fat". Estos cambios no nos beneficiaron, al contrario, nos perjudicaron, porque así como quitábamos las grasas malas de nuestras dietas, quitábamos las buenas también y tratábamos de llenar ese hueco con carbohidratos refinados y azúcares. 

 

Olvídate de todo lo que te han dicho, la realidad es que tu cuerpo necesita grasa, es una fuente muy buena de energía y te ayuda a absorber vitaminas y minerales.  Algunas grasas son mejores que otras, las buenas son aquellas monoinsaturadas y poliinsaturadas mientras que las malas son aquellas que son hechas industrialmente como las grasas trans, y digamos que las grasas saturadas están entre medio de las buenas y las malas, aunque muchos estudios ya comprueban que no hay relación entre problemas del corazón y grasas saturadas. Tomemos como ejemplo el aceite de coco, que aunque sea una grasa saturada, tiene muchísimos beneficios. 

 

La grasa se combate con grasa. ¿Qué tipo de grasa y en qué alimentos la encuentras?

 

Las grasas buenas (monoinsaturadas y poliinsaturadas) se encuentran principalmente en aceites vegetales, nueces, semillas y pescados grasos. Algunos ejemplos de grasas monoinsaturadas son el aceite de oliva, los aguacates, y la mayoría de las nueces.

 

Por otro lado, las grasas poliinsaturadas son grasas esenciales, esto quiere decir que tu cuerpo requiere de ellas para sus funciones, pero el cuerpo no es capaz de producirlas por sí solo, entonces las tienes que tomar de alimentos. Hay dos tipos de grasas poliinsaturadas; Los ácidos grasos Omega 3 y los ácidos grasos Omega-6. Algunos ejemplos son pescados grasos como el salmón, las sardinas, semillas de linaza, y las nueces.

 

Comer grasas saludables te ayuda a mantenerte delgado. Las paredes celulares hechas de grasas de buena calidad metabolizan mejor la insulina, y esto mantiene el azúcar en la sangre regulado. Aparte te mantienen satisfecho por más tiempo y reducen la acumulación de grasas en el cuerpo. 

 

¡Tu cerebro está hecho de 60% grasa! De ese porcentaje, la mayor porción viene de Omega-3. La deficiencia de ácidos grasos Omega-3 está relacionada con depresión, ansiedad, y bipolaridad. 

 

Grasas Buenas:

 

- Aguacate.

- Nueces, walnuts, almendras, nuez pecana, nuez macadamia. 

- Semillas de calabaza, de sésamo, semillas de chía y linaza, semillas de cáñamo (hemp).

- Ácidos gasos como el salmón y sardinas.

- Aceite de oliva extra virgen. 

- Aceite de coco. 

 

Tu cuerpo NECESITA la grasa. Asegúrate de comer grasas de calidad en tus comidas y te vas a sentir mejor que nunca. 

 

#tumejorversion 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload